Belleza

Cómo el estrés empeorará tu imagen

Al igual que debes prestarle atención a recuperar tu imagen después de los excesos del verano, también es fundamental que cuides y controles el estrés ahora que han acabado las vacaciones y regresas al trabajo. Y es que la ansiedad citada no sólo supone problemas de salud sino también daños a tu aspecto.

estres-imagen

En concreto, podemos decir que el mencionado estrés puede ocasionar que veas perjudicada tu apariencia en los siguientes aspectos:

  • Problemas de caída del cabello. Uno de los síntomas más frecuentes que experimentan las personas con estrés es que su pelo se vuelve más quebradizo y se cae en mayor cantidad. Una situación que además suele ir asociada a pérdida de brillo y a que, en algunos casos severos, se tenga que acudir al médico para abordar el caso y establecer un tratamiento.

  • Problemas en la piel. De la misma manera, no hay que pasar por alto que las situaciones de ansiedad y agobio también se reflejan en la piel del rostro. En concreto, se considera que lo más habitual es que las mismas propicien bien la aparición de acné o bien la presencia de rosácea.

  • En relación al punto anterior está el hecho de que el estrés también puede generar que la piel se vuelva mucho más seca y que presente un aspecto escamoso, lo que supondrá, entre otras cosas, vergüenza ante la imagen que se ha adquirido.

  • Ni que decir tiene que la angustia que produce el trabajo, la vida personal o la conciliación de ambas derivan en que la persona que la sufre envejezca de manera más rápida. En concreto, se considera que el estrés provoca la aparición de arrugas e incluso que se profundicen las líneas de expresión.

Por todos estos motivos, controla tus niveles de estrés si no quieres dañar tu salud ni tampoco tu imagen.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *