Belleza

Peligros de los piercings

Cada vez son más las personas que toman la decisión de realizarse un piercing en cualquier parte del cuerpo. Mejorar su imagen y su estética es indudablemente el objetivo de acometer esa acción que, siempre, debe llevarse a cabo poniéndose en manos de profesionales que cumplan con todas las normas y garantías de seguridad.

peligros-piercings

De esa manera, confiando en expertos, es como se puede evitar todo tipo de riesgos. No obstante, eso no impide que puedan producirse ciertos peligros, que merece la pena conocer antes de realizarse un piercing:

  • La persona puede sufrir alergias de distinta índole.
  • Cuando se realiza uno en la lengua, pueden producirse diversas consecuencias molestas y dolorosas. En este caso, nos estamos refiriendo a fisuras o daños en las encías, por ejemplo.
  • No hay que pasar por alto tampoco que se puede experimentar dolor a la hora de realizárselo. De la misma manera, también la zona se puede enrojecer y, en algunos casos concretos, se puede inflamar de forma notable.
  • Hay que tener en cuenta que en diversas partes del cuerpo es habitual que un piercing pueda producir una hemorragia, más o menos leve.
  • Como hemos mencionado al principio, es fundamental que la persona que quiera hacerse este piercing se ponga en manos de expertos que cumplan con todas las normas de higiene y seguridad. ¿Por qué? Porque si no se hace así, se está en peligro de infectarse con un virus como la hepatitis C o incluso el VIH.
  • Otro de los peligros que conlleva realizarse un piercing es el de que queden cicatrices permanentes.
  • Tampoco hay que pasar por alto que ciertas partes del cuerpo son más sensibles al piercing. En concreto, se trata de zonas que pueden desgarrarse bien por presión, por un roce o por una tirantez. Nos estamos refiriendo al pezón, al ombligo o a los genitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *